El karma, deudas karmicas

QUE SON LAS DEUDAS KARMATICAS? 

El karma es una ley universal, que se encarga de crear equilibrio entre todas nuestras acciones de las vidas pasadas. La función que cumple no es como algunos piensan que es crear castigo, sino crear experiencias donde el alma pueda desarrollarse y avanzar, en definitiva, el karma trabaja para nuestro aprendizaje.

Cuando el alma cumple su aprendizaje, a través de todas las vidas que ha tenido y experimentando todas las situaciones posibles, el ser humano encuentra su evolución, y “despierta” entre tanta mentira, encontrando la grandeza de su ser, se convierte en un Ser Iluminado.

Antes del “despertar” y alcanzar la iluminación, va experimentando una serie de situaciones difíciles, donde va pagando todas sus deudas karmicas. 

Las deudas karmicas no se van pagando simplemente por sufrir, sino cuando aprendemos realmente la lección que veníamos a aprender. Por eso, algunas personas experimentan una y otra vez que les ocurre la misma desgracia, pensando que es fruto de su mala suerte. 

Es importante comprender que todo ocurre por alguna razón, y que siempre hay un aprendizaje escondido. Son precisamente aquellas situaciones difíciles que hemos vivido las que nos muestran de alguna manera, acciones negativas que hemos realizado en alguna vida interior. Como también, existen los maestros disfrazados que vienen a recordarnos aquellas malas acciones que aún no hemos pagado o resuelto. 

Ahora lo importante es que si nosotros admitimos la teoría de que es probable que nuestros problemas actuales puedan tener su origen en vidas anteriores, podremos pensar que hemos elegido nuestras circunstancias actuales para resolver dichos problemas, muchas personas se equivocan cuando creen que el hecho de admitir unas circunstancias dolorosas como herencia KÁRMICA, se debe a que merecen la desgracia que les ha tocado, estas personas deducen que han hecho algo terrible en sus pasados KÁRMICOS, y que han sido malos, por lo que ahora han de sufrir los castigos KÁRMICOS, y tal vez acaben por sentir una gran culpa y resignación KÁRMICAS.

El hecho de trabajar constructivamente con la reencarnación implica considerar que las circunstancias adversas, o cualquier clase de circunstancias son oportunidades para solucionar problemas, que tal vez existen desde hace mucho tiempo.

Normalmente resolver un problema equivale a aprender una lección, trabajar con la reencarnación es trabajar con el KARMA dentro de una vida: ¿Es posible resolver un problema?, ¿Es posible elegir?, ¿Ya sea consciente o subconscientemente?.

Por lo general si se hace consciente es mucho más rápido, si somos conscientes de la reencarnación no necesitamos esperar cientos de años de años para resolver algo a nivel subconsciente, podemos optar por tomar conciencia de ello y a continuación trabajarlo.

A veces para resolver un problema solo necesitamos darnos cuenta de que podría ser de naturaleza KÁRMICA, ello deshace el misterio y elimina la confusión, de ese modo uno queda en libertad para hacerle frente desde un punto de vista práctico, en lugar de decir es un problema extraño que parece no tener ninguna causa, podemos decir sencillamente este problema parece tener sus orígenes en otra vida.

El hecho de trabajar constructivamente con la reencarnación implica considerar que las circunstancias adversas, o cualquier clase de circunstancias son oportunidades para solucionar problemas, que tal vez existen desde hace mucho tiempo.

Normalmente resolver un problema equivale a aprender una lección, trabajar con la reencarnación es trabajar con el KARMA dentro de una vida: ¿Es posible resolver un problema?, ¿Es posible elegir?, ¿Ya sea consciente o subconscientemente?.

Por lo general si se hace consciente es mucho más rápido, si somos conscientes de la reencarnación no necesitamos esperar cientos de años de años para resolver algo a nivel subconsciente, podemos optar por tomar conciencia de ello y a continuación trabajarlo.

A veces para resolver un problema solo necesitamos darnos cuenta de que podría ser de naturaleza KÁRMICA, ello deshace el misterio y elimina la confusión, de ese modo uno queda en libertad para hacerle frente desde un punto de vista práctico, en lugar de decir es un problema extraño que parece no tener ninguna causa, podemos decir sencillamente este problema parece tener sus orígenes en otra vida.

Las relaciones kármicas son deudas que adquirimos de otra u otras vidas con aquellos que no actuamos de acuerdo a las leyes divinas, las cuales AMAR Y PERDONAR son las principales lecciones a entregar y aprender.

Antes de nacer nuestra alma elige con quien encontrarnos de nuevo para tener la oportunidad de poder reparar el daño que les causamos, y con ello poder evolucionar espiritualmente. Esta deudas tanto las podemos tener, con nuestra pareja, como con nuestros padres hermanos e incluso amigos o compañeros de trabajo.

Los maestros disfrazados son aquellas personas con las que más problemas estamos teniendo en esta vida. Estas personas suelen ponerte la vida muy difícil, puede ser un familiar, un amigo o un jefe, el caso es que siempre te preguntarás por qué esta persona te hace la vida tan difícil, y es entonces cuando debes comprender la ley del karma. Esta persona viene a mostrarte algo que no has solucionado o pagado aún de una vida pasada. Puede ser que esa persona te esté tratando mal, no se trata de que aceptes que te deba tratar mal y así pagues tu deuda karmática, sino de que busques y comprendas de dónde te viene la repetición de esa situación dolorosa o molesta y así lo sanes con el perdón y amor incondicional. Muchas veces pasa que en el momento que empiezas a dar a esta persona sin esperar nada a cambio, es cuando empiezas a generar lo que se llama Darma.

También existen maneras de ir pagando tu karma sin necesidad de sufrir, aunque habrá determinadas situaciones que hasta que no las aprendas y perdones de corazón a ti y los demás involucrados no podrás vencerlas.



LAS 12 LEYES DEL KARMA: 

LA GRAN LEY:
Lo que siembres, es lo que cosecharás. Ésto también se conoce como la Ley de Causa y Efecto. Lo que podemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros. Si lo que queremos es la felicidad, la paz, la amistad, el amor… Entonces tenemos que estar contentos, pacíficos, agradables y amorosos. La energía negativa enviada a otros vendrán de nuevo a ti, pero 10 veces más potente.

LEY DE LA CREACIÓN:
La vida no ocurre por sí sola, requiere de nuestra participación. Somos uno con el Universo dentro y fuera. Lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior. Sé y haz de tí mismo lo que quieres tener en tu vida.

LEY DE LA HUMILDAD:
Lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo. Si lo que veamos es un enemigo, o alguien con un rasgo de carácter que nos encontramos a ser negativo, entonces nosotros mismos no estamos en un nivel superior de existencia.

LEY DEL CRECIMIENTO:
Donde quiera que vayas, ahí estás. Para que podamos crecer en el espíritu somos nosotros los que debemos cambiar y no las personas, lugares o cosas que nos rodean. Los únicos dados que tenemos en nuestras vidas somos nosotros mismos, y que es el único factor en el que tenemos control. Cuando cambiamos a quién y que somos en nuestro corazón, nuestra vida cambia también.

LEY DE RESPONSABILIDAD:
Cada vez que algo sucede, hay algo mal en mí. somos el reflejo de lo que nos rodea y lo que nos rodea nos refleja hay que asumir la responsabilidad de lo que está presente en nuestra vida.

LEY DEL ENFOQUE:
No se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo. Tienes que ir subiendo la escalera con un paso a la vez. Cuando se pierde el enfoque en el que vamos, despierta la inseguridad y la ira.

LEY DEL DAR Y HOSPITALIDAD: 
Si tú crees que algo es verdad, entonces en algún momento de tu vida serás llamado a demostrar que es verdad. Aquí es donde podemos poner en práctica lo que hemos aprendido.

LEY DE LA CONEXIÓN:
Incluso si algo que hacemos parece insignificante, es muy importante saber que se hace en conexión con todo el Universo. Cada paso lleva al siguiente paso y así sucesivamente. Alguien tiene que hacer el trabajo inicial para que alguien obtenga un trabajo. Ni el primero ni el último paso son de mayor o menor importancia, porque ambos son necesarios para realizar la tarea. Pasado, Presente, Futuro… Todos ellos están conectados.

DE AQUÍ Y AHORA:
Mirando hacia atrás examinando, es lo que nos impide estar totalmente en el aquí y ahora. Pensamientos viejos, viejos patrones de comportamiento, viejos sueños… Ellos nos impiden tener renovaciones.

LEY DEL CAMBIO:
La historia se repite hasta que aprendamos las lecciones del que tenemos que cambiar en nuestro camino.

LEY DE LA PACIENCIA Y RECOMPENSA:
Todas las recompensas requieren de un esfuerzo inicial. Recompensas de valor duradero requiere trabajo paciente y persistente. La alegría verdadera nos ayuda a seguir haciendo, y la recompensa que esperamos vendrá a su propio tiempo.

LEY DE LA IMPORTANCIA E INSPIRACIÓN:

Siempre regresa algo de lo que hayas puesto. El valor de algo es un resultado directo de la energía y la intención que se pone en él. Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad. Las contribuciones mediocres no tienen ningún impacto en la totalidad y el trabajo puesto en el disminuye.

ALTERNATIVAS/PASOS PARA LIBERAR EL KARMA: 

Lo primero es conocer cómo funciona el karma…..

Entender y analizar todas esas situaciones que hemos vivido, los problemas que hemos tenido que asumir una y otra vez, entendiendo que todo ocurre por alguna razón, y buscando cuál es el significado o qué enseñanza debes aprender ahí. 
Asimilar y asumir tu responsabilidad y poder, entendiendo que no es un castigo, sino un aprendizaje. 

Existen karmas de ataduras, estos son aquellos en los que nos hemos comprometido con alguien por alguna razón. 
Ejemplos: 

– Personas que juran amor eterno. 
– Personas que se comprometen a ayudarte por siempre. 
– Personas que se comprometen a estar siempre a tu lado.

Estos son solo algunos, por mencionar los mas trascendentales, aunque la lista puede ser mucho más extensa… en fin, cualquier contrato, juramento, acuerdo o promesa que hagas a otra persona más allá de esa vida… (Ya sabes que cuando prometas algo digas: “DURANTE ESTA VIDA”).

Ahí creas una atadura karmica, se crean lazos o nudos entre ambos y esto se va manifestando de diferentes maneras durante vidas posteriores. En una siguiente vida puedes volver a coincidir con esa persona con la que te comprometiste, solo que en esta ocasión, los papeles y las circunstancias han cambiado, es decir, esa persona que antes podría ser una pareja ahora es un hermano… y si antes te comprometiste a ayudarlo, en esta siguiente vida, es él quien te da muchos problemas y te resulta una carga. Por alguna razón, ahí en esa promesa que hiciste te creaste una deuda karmica. 

Otra forma de crearte deudas karmicas son a través de tus malos actos o actos egoístas, haciendo daño a otra persona, o a un grupo de personas. 

Recomiendo hacer las oraciones de liberacion del karma en fase de LUNA MENGUANTE, que es la ideal para liberarte de todo lo que ya no sirve para tu proposito de vida, perdonar, sanar, etc

EXISTE OTRA TÉCNICA DE SANACIÓN/LIBERACIÓN DEL KARMA UTILIZANDO EL HO’OPONOPONO:

Los Pensamientos y la culpa son memorias revividas. “¡El Alma puede ser inspirada por la Divina Inteligencia sin darse cuenta de lo que está sucediendo! El único pre-requisito para Inspiración, creatividad Divina, es que la Identidad Propia sea Identidad Propia. Ser Identidad Propia requiere la limpieza incesante de memorias.

Las memorias son compañeras constantes de la Mente Subconsciente. Ellas nunca dejan a la Mente Subconsciente para irse de vacaciones. Ellas nunca dejan a la Mente Subconsciente para jubilarse. Las memorias nunca se detienen en su incesante revivir!”

Al practicar el Ho’oponopono, no lo hacemos para modificar al otro, sino para que la Divinidad limpie en “nosotros” los pensamientos cargados de memorias dolorosas, que nos hacen ver al otro como problema. La limpieza tiene lugar en ti… el trabajo se hace contigo… pero como esas memorias son compartidas… al limpiar en nosotros estamos limpiando en el Todo.

Es fundamental comprender que, cuando observamos algún problema en alguien, aquella persona es tan sólo un reflejo de una memoria guardada en nuestro subconsciente que se expresa a través de aquel problema en aquella persona. El problema no es la persona, sino nuestros pensamientos sobre ella. Esas memorias, tengamos o no conciencia de ellas, son proyectadas todo el tiempo, creando nuestra realidad… haciéndonos repetir experiencias sucedidas en historias que nos dejan sin comprender el por qué, ni como salir de ellas…

Muchas veces, en esas situaciones que se repiten, tenemos la ilusión de que el problema está en el otro y que si él cambiase el sufrimiento se acabaría… e invertimos mucha energía en esa búsqueda de la modificación del “otro”.

Otras veces, si el problema es del “otro” preferimos mantener una distancia confortable… desde donde podemos asistir, y continuar interfiriendo con nuestros pensamientos… nuestros enjuiciamientos y exacciones… Solamente que el “otro”… somos nosotros mismos… y es nuestra responsabilidad limpiar todo lo que hemos creado a partir de nuestros pensamientos y creencias acumulados desde el comienzo de nuestra experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿QUIERES MI EBOOK 10 PASOS PARA SANAR LA INFANCIA?

 

Deja tu correo y mira en entrada y/o spam y acepta para recibirlo

UN ABRAZO

Close

WELCOME,

Enjoy luxury, exclusivity and discretion

NOW TREAT YOURSELF!

Get 25% Off & Free Shipping On Your First Order. Enter Code WELL25SPE

- CURSO POR EMAIL GRATUITO -