Sanando y Equilibrando Tu Energía Masculina Y Femenina. La Energía No es el Género

En esta vida tu alma ha nacido vistiendo un cuerpo de mujer o un cuerpo de hombre. Puede que te sientas muy identificado con esa condición, con tu género.

La sociedad, en la que vivimos establece un rol por defecto que identifica hombre o mujer con ciertos comportamientos.Sin embargo, energéticamente, todos los seres humanos, hombres y mujeres, estamos formados por energía femenina y masculina.

Conocer lo que tenemos dentro nos sirve para entender cómo y por qué actuamos de determinada manera, y para ser capaces de mostrar la mejor versión de nosotros mismos, ya sea en el trabajo, en el amor, o en cualquier otro ámbito. Si quieres conocerte un poquito mejor y poner paz en tu ser.

Dos energías – Polaridad

Todo el universo está regido por dos fuerzas en constante atracción. El Taoísmo habla del Yin y el Yang. El Hinduismo, de Shiva y Shakti. La física habla de que hay un polo positivo y uno negativo.

En la naturaleza siempre hay una fuerza que emite y una que recibe. El Tantra habla de una energía femenina y una energía masculina.

Como en el yin y el yang todos tenemos una mezcla energética.

La energía no es el género

Todos los seres somos una mezcla de estas dos fuerzas. Cada persona, hombre o mujer, está compuesto por las dos energías: femenina y masculina.

De hecho, durante el día, dependiendo del entorno y la situación a la que te enfrentes, estarás utilizando una u otra energía sin darte cuenta. Todos tenemos la capacidad intrínseca de conectar con una gran variedad de energías y de desarrollar las dos partes.

Por ejemplo, si estás en el trabajo, mandando, organizando todo para conseguir tus objetivos, estás en tu masculino, tienes un rol activo. Piensa en cómo está tu cuerpo en está situación: rígido, vertical, fuerte.

Ahora piensa que estás bailando salsa, moviendo tu cuerpo, contoneándote al ritmo de la música, ahí estás en tu femenino, tienes un rol más relajado o pasivo. Tu cuerpo fluye y se deja llevar por la música.

Para ser un hombre o una mujer completa y vivir la vida sin limitaciones tienes que ser capaz de identificar y conectar con estas dos energías y además hacer las paces con tu femenino y masculino interno.

El estudio de la relación entre la ENERGÍA FEMENINA Y MASCULINA tiene carácter de COSMOVISIÓN, ya que el Femenino y el Masculino son los Arquetipos Madre y Padre de la creación, por encima de ellos en el árbol genealógico arquetípico está la Unidad, Dios, Diosa, La Matriz/Fuente Divina, Gran Espíritu, WakanTanka.

A partir de estos 2 arquetipos primigenios derivan todos los demás, los 4 elementos, los arquetipos de todas las deidades, de todos los tiempos, regiones y culturas, arquetipos planetarios y estelares, arquetipos animales y vegetales, arquetipos angélicos, arquetipos de seres mágicos, arquetipos de las estaciones y de la rueda del año, arquetipos del ciclo lunar. arquetipos del ciclo menstrual, arquetipos de las formas geométricas… Así hasta el infinito podemos clasificar toda energía dentro de un patrón arquetípico.

«Cuando las Energías Masculina y Femenina están en equilibrio en nuestro interior, nuestra relación íntima florece naturalmente. La única persona que puede darte todo lo que necesitas de una relación eres tú mismo»

La energía masculina está presente en todo lo viviente al igual que la energía Femenina , cada ser humano posee características femeninas y masculinas, como cualquier ecosistema y manifestación de la vida. Cuando hay un desequilibrio en una de ellas, la otra también se desequilibra, por eso es muy importante atender y cuidar en detalle a las dos y a la unidad que forman.El ESTUDIO del Femenino y Masculino es INFINITO, AMPLIO Y PRECISO.

Cada cuerpo humano tiene millones de interacciones entre las energías Femeninas y Masculinas, por eso cuando alguna persona me comparte que es muy masculina o femenina, mi pregunta es ¿Con respecto a qué? ¿Con la mirada dónde? Porque podemos encontrar aspectos de nuestra vida muy femeninos y otros muy masculinos.

«Tener polarizada la Energía Femenina o Masculina no se debe, necesariamente, a que transitemos por los extremos de cada una de ellas, al igual que estar en equilibrio no significa que debemos habitar siempre el CENTRO, polarización significa que me he quedado atrapadx en alguna parte del circuito y no consigo experimentarme y experimentar la vida en todos sus matices»

«La Danza entre el Femenino y el Masculino es un Viaje Infinito”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿QUIERES MI EBOOK 10 PASOS PARA SANAR LA INFANCIA?

 

Deja tu correo y mira en entrada y/o spam y acepta para recibirlo

UN ABRAZO

Close

WELCOME,

Enjoy luxury, exclusivity and discretion

NOW TREAT YOURSELF!

Get 25% Off & Free Shipping On Your First Order. Enter Code WELL25SPE

- CURSO POR EMAIL GRATUITO -